EL NUEVO CRYOMILL - Trituración "en frío" a -196 °C

El CryoMill ha sido concebido para la molienda en frío. El recipiente molienda es enfriado continuamente con nitrógeno líquido por el sistema de refrigeración antes y durante el proceso de molienda. La muestra es fragilizada y los componentes volátiles se conservan.

El nitrógeno líquido circula por un circuito abierto y no necesita ser llenado manualmente. Esta tarea la realiza el sistema de autollenado "Autofill", que dosifica siempre la cantidad exacta que se necesita para mantener la temperatura constante a -196 °C. El sistema de refrigeración automático asegura que la molienda comience sólo cuando la muestra está completamente congelada – reduciendo el consumo y garantizando resultados reproducibles. Este aparato ofrece la posibilidad de configurar programas con diferentes parámetros de molienda para facilitar las tareas de rutina. La pantalla cuenta con diodos luminosos que permiten controlar qué operación se está realizando en el momento.


Con una frecuencia de vibración de 25 Hz, el CryoMill tritura de forma muy efectiva en cuestión de pocos minutos. La molienda se realiza principalmente por efecto de choque, y en segundo lugar por efecto de fricción, permitiendo alcanzar granulometrías mucho más finas que en molinos similares. El CryoMill también se puede operar sin sistema de refrigeración, lo que lo hace de uso universal.

Principales ventajas:<videolink>video_cryomill|right</videolink>


·         Ideal para plásticos, materiales termosensibles y muestras con componentes volátiles


·         Especialmente seguro gracias al llenado automático de nitrógeno líquido


·         Ciclos de refrigeración y molienda programables


·         Granulometría final: hasta aprox. 5 µm


 


CRYOMILL

Volver