Potente y seguro – el nuevo molino planetario de bolas PM 400

Los molinos planetarios de bolas de Retsch se caracterizan por sus prestaciones, versatilidad, seguridad y sencillez de manejo. No solo son herramientas ideales para mezclar y triturar sólidos hasta la escala submicrónica, sino que se suelen usar para el triturado coloidal e incluso el aleado mecánico.

La serie PM comprende dos modelos de sobremesa con una y dos estaciones de molienda y el modelo PM 400 de suelo, con cuatro estaciones de molienda para triturar simultáneamente 2, 4 u 8 muestras. La versión especial PM 400 MA es apta para aleaciones mecánicas.


El nuevo PM 400 es una unidad vertical robusta y compacta. El rango de velocidad de 30 a 400 rpm seleccionable a voluntad y el gran diámetro de 300 mm de la rueda principal garantizan un rendimiento energético excepcionalmente alto, lo cual se traduce en granulometrías finales de grado analítico en tiempo muy corto.


Este equipo ofrece una gama incluso mayor de aplicaciones, con gran comodidad de operación y seguridad: 


 

  • Inicio automático programable. Como el momento de inicio de triturado puede programarse, el posible procesado durante la noche ya no es un problema.
  • Memoria no volátil que guarda el tempo restante de molienda en caso de corte de corriente. Sin esta característica la muestra debería ser rechazada y habrá que recomenzar el proceso de triturado desde cero.
  • Pantalla gráfica y operación con un solo botón. Posibilidad de guardar hasta 10 combinaciones de parámetros.

La cámara de molienda del molino PM 400, fácilmente accesible, está acústicamente aislada y equipada con un potente ventilador que también refrigera los recipientes de molienda. Estas son impermeables al polvo, fáciles de manejar y vienen en siete medidas (de 12 a 500 ml) y seis materiales diferentes El PMA 400 tritura y mezcla materiales blandos, semiduros, duros y extremadamente duros, frágiles o fibrosos, permitiendo la realización de moliendas por vía seca y húmeda. Puede tratar minerales, menas, aleaciones, compuestos químicos, vidrio, cerámica, partes de plantas, suelos, lodos de clarificación, basura doméstica e industrial y muchas otras sustancias.


 


 


 

Volver